Ford dijo que los “Ford Police Interceptor” construidas en Chicago, pronto saldrá a las calles de esa ciudad para ayudar a servir y proteger a sus ciudadanos.

Los 13.400 oficiales del Departamento de Policía de Chicago pronto recibirán 200 unidades del modelo híbrido del Ford Police Interceptor Utility del 2020, en un guiño a la seguridad de los oficiales, la capacidad y los posibles ahorros de costos que ofrece el nuevo modelo híbrido calificado para persecución.

Es una noticia más positiva para tantas negativas que ha tenido Ford últimamente, ya que el fabricante de automóviles recientemente invirtió 1 mil millones de dólares en la fábrica de Chicago y agregó 1,000 empleos en la planta de ensamblaje del lado sur de la ciudad.

Más agencias en todo Estados Unidos, desde Nueva Inglaterra hasta el sur de California, han ordenado más de 3.700 unidades equipadas con el motor híbrido de 3.3 litros del Police Interceptor Utility.

Estos compromisos con el motor híbrido representan el 19 por ciento de los más de 19,000 pedidos, para los “Ford Police Interceptor 2020”.

Al igual que muchas agencias de policía en todo Estados Unidos, el Departamento de Policía de Chicago está trabajando para convertir su flota de patrulla en energía híbrida.

"El interceptor de la policía Ford 2020 se fabrica en Chicago, por los habitantes de Chicago y para los oficiales de policía de Chicago", dijo Jonathan Lewin, jefe de servicios técnicos del Departamento de Policía de Chicago. "Este es solo otro ejemplo de que Chicago está a la altura de su reputación como la "ciudad que funciona".

Ford continúa liderando el segmento de los vehículos policiales y el nuevo híbrido tiene el potencial de ahorrar a los departamentos de policía de todo el país millones de dólares en costos de combustible, ahorros que pueden destinarse a contratar más policías.